A seguir pedaleando: el ciclismo en la historia del triatlón

En el triatlón los competidores ponen en juego la resistencia, destreza y velocidad. Para llegar a punto a las carreras deben prepararse todo un año en las tres disciplinas de esta competencia: atletismo, natación y ciclismo. Este último deporte es uno de los más duros para los atletas que apuntan y el Tour de Francia aparece como una.

Sin embargo, esta carrera tiene una historia particular con diversas teorías del deporte. Hasta el día de hoy, no existe un convenio entre los entendidos del deporte sobre cómo nació y, al mismo tiempo, tampoco cuál fue la primera carrera, pero existe una versión que está dentro de la leyenda llamada “Les trois sports”.

Un cambio en la rutina para la época

El año era 1920 y el mundo estaba viviendo la segunda etapa de la revolución industrial. Los estilos de vida y las maneras de pasar los días comenzaban a volverse más automatizados gracias a la aparición de nuevas tecnologías. Este tipo de cambios generaron transformaciones en el aspecto físico. De hecho, las personas empezaban a buscar alternativas saludables y en 1920, el periódico francés L’auto informó sobre una carrera celebrada en ese país que combinaba tres disciplinas: natación, carrera y ciclismo. Sin embargo, para ese año el orden era distinto: inicio de 3 km a pie, pedaleo 12km y natación por el canal Marne.

Luego de esta celebración, donde las apuestas pasaron de estar exclusivamente en el campo del azar al deportivo, no se registró documentación hasta 1974 en Hawaii donde unos marines norteamericanos hicieron una apuesta sobre que deporte era el más difícil de realizar en la isla: natación, ciclismo o atletismo.

Al no llegar a una respuesta final, el comandante John Collins tomó la decisión de unir las tres disciplinas en una sola carrera que debían realizar en la isla Waikiki. Cada participante obtuvo un pedazo de papel donde estaban las normas de la prueba y aquel que ganará la competencia seria proclamado como Ironman. El primer ganador de aquella competencia fue Gordon Haller que terminó todo en 11 horas con 46 minutos y 58 segundos.

La ruta más dura para el ciclismo: el Tour de Francia

En estos días la temática del triatlón no ha cambiado mucho. Siguen manteniéndose los tres principales deportes a superar que son: natación, atletismo y ciclismo. Con respecto a este último, el Tour de Francia tiene una principal importancia. Sin lugar a duda, el ciclismo significa un desgaste para los participantes a todo nivel y esta práctica se mantiene desde hace más de 100 años.

Este tipo de preparación para los ciclistas sirve también que los seguidores de las apuestas deportivas vayan analizando los favoritos para ganar las siguientes carreras. De hecho, este tipo de exhibiciones al aire libre revolucionan todo el aspecto físico y dinámico de la presentación año tras año.

Actualmente, las etapas del presente Tour de Francia están cerrándose y pronto conoceremos al próximo Ironman. Una vez más los competidores siguen la misma rutina desde hace casi 100 años en la búsqueda de ser el hombre o mujer más resistente de planeta.

Comentarios

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *