Corriendo por el mundo: Calatayud 2016

El pasado 6 de Noviembre se llevó a cabo una acogedora carrera de 10kilómetros en la Ciudad de Calatayud, provincia Zaragoza, Comunidad Autónoma de Aragón, España.

El nombre de esta ciudad causa mucha curiosidad ambigua para los lectores peruanos, pero no es más que el nombre de una ciudad cuya etimología proviene de “Qal-at- Ayyub”  que significa Castillo de Ayyub.Corriendo por el mundo: Calatayud 2016

A una hora en tren Renfe-Ave o a 2 horas en auto desde Madrid se puede encontrar un pueblo tan acogedor desde su gente hasta la naturaleza que la rodea. Esta carrera viene celebrándose en su Tercera edición, gracias a la Federación Aragonesa de Atletismo.

El día empezó con una baja temperatura, pero no era de menos contar con muchos pobladores muy alegres recorriendo las calles desde tempranas horas de la mañana. Muchos de ellos, familiares de los participantes de esta carrera.

Las edades de los inscritos eran muy variables, se podía ver de todas las edades hasta los 65 años (un estimado) de los cuales había un mayor porcentaje de hombres que de mujeres.

Rodeada de mucha gente que emanaban grandes energías, inicié la carrera, siempre con cautela sobre la ruta que estaría por realizar. La carrera empezó 10:30am (no es difícil adivinar la tremenda puntualidad en la que se inició esta competencia).

El circuito marcaba dar dos vueltas de 5k para completar la ruta de los 10k. El camino se encontraba muy bien señalizado, con muchas personas parte del staff que no solo controlaban la ruta, sino que nos daban ánimos y fueron parte de una gran barra de buen augurio para continuar con nuestro recorrido.

A escasos 4k se podía sentir la bajada de paso de muchos corredores que iba encontrando en la ruta. Había que ser estratégico para poder mantener un buen paso por kilómetro, considerando la subida que hacíamos cada ciertos tramos. No todo era asfaltado, un 40% era camino de trocha lo cual me parecía genial por ser amante del Trail Running.Corriendo por el mundo: Calatayud 2016

La primera hidratación se realizó en el 5k, se podía ver una gran cantidad de niños entregando botellas de agua en presentación muy pequeña para poder sosegar la sed.

La temperatura comenzó a subir a unos 10 grados, se comenzó a notar en muchos corredores las ansias de sacarse el corta vientos que llevaban puestos. Me incluyo en ello, también tuve que despojarme de  mi casaca puesto que el calor ya se estaba poniendo sofocante.

Llegando casi a culminar los 10k, aproximadamente unos 800 metros nos esperaba una gran amiga llamada “subida”. Pues me refiero que para culminar muy bien esta carrera, teníamos que finalizar con una pequeña cuesta para luego poder cruzar la meta.

En la línea de llegada se encontraban muchos familiares esperando cada quién a su participante preferido. Tuve la oportunidad de conversar con una dama de 90 años que llena de energías vigorizante, me dio un fuerte abrazo felicitándome por mi participación y llena de vitalidad me dijo “Hijita abrígate porque el frío es bien fuerte por acá”. Sabías palabras que hicieron que esta carrera no solo sea una participación más sino que me llevo un grato y amistoso recuerdo de un pueblo que a pesar que no sea muy conocido, puede llegar a sorprenderte.

Cabe también mencionar, la notable participación de muchos corredores por debajo de los 40 minutos. Muchos de ellos pobladores de Calatayud y otros que provenían de otras provincias o incluso de otros países como es mi caso.

Mi corazón Perú siempre presente vaya a donde vaya. Running mi pasión de ser!

Mabeli Tamayo
Mabeli Tamayo
Pacer de Nike Run Club NRC

Comentarios

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *