Si la montaña no viene a Ala, me voy a la… – Crónica en el Morro Solar

El sábado hay Morro Solar con Kallpa Sunkku – comenta Carlos Huaringas.

Mientras yo bebía la última cerveza de la CHELAtacíon [sólo un sixpack] que compartía con él, luego de la pichanga de runners, que como peloteros, deben seguir corriendo, pero jamás detrás de un balón.

Hace un huevo [de dos yemas fácil] de tiempo que no sé qué es trail – respondo.

El último sorbo de la última cerveza siempre te lleva a un momento de reflexión, a algunos, a decir: un par más y nos vamos. Y a mí, aceptar la oferta, pese a que prefería ser del grupo de “algunos”.

Como sucedió en la historia anterior, a este humilde escribidor, le falta un elemento en su ajuar de deportista, en esta ocasión, no voy narrar mis desventuras por prestarme dicho elemento, porque para mi suerte, la comuniRUN es bastante generosa, bastó realizar la solicitud a Jorge Tuya, para que a las 5am en la Plaza de Barranco, me esperará con la mochila de hidratación en ristre. Desde allí, partiríamos rumbo al Morro Solar. Colgarse en la espalda dos litros de agua, es una sensación que extrañaba hace mucho, pero más se extrañaba esa vibra que tienen los incomprendidos que trepan montañas.

Describir la experiencia de reconectarse con las alturas es INEFABLE, comerte cuestas y tierra para apreciar el alba, posterizada en una foto en claroscuro no tiene precio, para todo lo demás existe el single track. Ver despertar a Lima es un lujo, que los traileros tienen a sus pies, el mar es pequeño, con la inmensidad de su locura. Piedras sueltas, arena, escalada en roca, trocha, pasos de cabra, testículos de corbata, derrapes, torcedura de tobillos, deshidratación, y felicidad extrema es con lo que te puedes tropezar en la Cordillera de Chorrillos.

¿Peter has tomado el poderoso Hércules? – me sugiere Carlitos.

¡No! – éste ya me quiere malograr temprano, presumí.

Comparito tienes que probarlo – insistió.

¡Ya pe! – lo admito, soy débil de carácter.

EPÍLOGO

Dos runners bebiendo chopps de un litro… pero de un emoliente que parecía el brebaje de un curandero, mejor que proteína importada. Os recomiendo.

P.D.

Se agradece a Kallpa Sunkku por la cordialidad y en particular a Jorge Tuya por el gesto solidario.

Peter Eme Trujillo

11140330_421779478002819_7979332798191943430_nFacebook: Peter M Trujillo

Fan Page: Pace & Love

Twitter: @PeterMTrujillo

Comentarios

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *